• Español
  • Euskera
Creatividad

¿Qué fundamentos teóricos respaldan este Proyecto?

En primer lugar, los niños disponen de una capacidad creativa de partida que, no solo no desarrollan en el Colegio, sino que éste se encarga de reducirla a través de medidas que tienen que ver muchas veces con el mantenimiento del orden, la aplicación de normas de convivencia, o con las propias metodologías academicistas en el aula (Sir Ken Robinson) No consiste en abrir todos los momentos de la jornada escolar a la creatividad. Los niños deben reconocer la necesidad de cumplir con las normas y de mantener un orden básico, así como realizar actividades propias de cada materia en el aula. Pero también pueden saber que habrá momentos para la reflexión, para aportar ideas, para la iniciativa y la búsqueda conjunta de soluciones, para la participación, dentro de las horas de las asignaturas y en otros momentos “especiales”. A nadie se le puede pedir, ni se le puede exigir, que sea en todo momento creativo. El proceso de creación supone de una preparación previa. Es preciso que el alumnado conozca y practique ciertas técnicas de motivación o de reacción ante el fracaso, por ejemplo, antes de participar en una actividad creativa. Hasta la creatividad tiene sus reglas y sus procedimientos y el alumnado debe interiorizar. Creatividad ¿para qué? Es preciso que se incorpore en el profesorado y al final en el alumnado, una motivación intrínseca hacia el proceso creativo. Han de aflorar las posibilidades que se le presentan al profesorado para hacer clases más dinámicas y con mayor participación del alumnado, con el fin de mejorar esta competencia en los niños. Pero también, el alumnado debe ver estas actividades como actividades en las que al principio jugar, pintar y divertirse, y poco a poco, como herramientas para facilitar la reflexión, momentos para pensar, para compartir, y para resolver sistemáticamente problemas entre todos. Y valorar su participación. Aprender en y con el proceso y no sólo en base a resultados. En este proceso, habrá que preparar “cebos” o pequeñas técnicas creativas que ayuden al alumnado a centrar o descentrar, según convenga, su actividad creadora. A tirar de un hilo, a buscar similitudes, a encontrar otros usos,… Es decir, que le ayuden a mirar de otra manera, a ponerse en otra situación, a variar la distancia desde la que se ve el problema,… Es decir, en este juego creativo podrán pedir cartas de ayuda que les abrirán nuevas perspectivas.

col_creatividad

Así surge…

RECRÉATE

Repasemos a Edward de Bono y a sus cuatro fases del desarrollo del pensamiento creativo:

  • La  fluidez para generar ideas, no quedarse con la primera idea,     intentar sacar el máximo número de ideas,
  • La  flexibilidad para ver las cosas desde otros puntos de vista (p.e.     ¿cómo vería este problema un mecánico, habituado a identificar     cada pieza y a su montaje, ó un trabajador de un desguace     acostumbrado a descomponer en piezas un determinado objeto?),
  • La originalidad, es el rasgo más característico de la creatividad.     Tiene que ver con el aporte de ideas únicas que no aportan otros.     Es cierto, que cada niño, de partida, tiene un punto de     originalidad diferente. Pero probablemente, el conocido dicho de que     “de la cantidad sale la calidad” también pueda aplicarse aquí.     Si el niño aprende a generar muchas ideas y a ver las situaciones     de diferente manera, es posible que emita ideas ingeniosas. Si     además le enseñamos, técnicas concretas para buscar en donde     otros no buscan aumentarán sus posibilidades. A veces es vivencial     y es debida a la experiencia anterior. Es posible que ya haya pasado     por este problema o por uno similar al que aplicó esta idea. Es el     caso de la experiencia profesional.
  • La  elaboración o refinamiento, consiste en añadir nuevas     posibilidades a una solución generada previamente, nuevos     complementos, o nuevos usos. En esta fase es clave la cantidad y     calidad de conocimientos previos que posea el alumnado respecto a     ese tema. En esta fase se incorporan medidas, conceptos,     procedimientos. En definitiva se mejora la idea para aplicarla a un     problema concreto.
RECREA

En Primaria los alumnos trabajarán técnicas y asimilarán actitudes para desarrollar la capacidad para producir muchas ideas a través de actividades lúdicas. Aprenderán a mirar desde otro lado, desde otros puntos de vista y así producir de entre las muchas ideas, algunas originales. Podemos ver que básicamente se dedicarán a trabajar las tres primeras fases de Bono, pero parece singular a la etapa de Primaria la primera fase. “Intentar producir el máximo número de ideas”.

CREATE

En Secundaria irán avanzando en utilizar su Creatividad tanto para resolver problemas reales como problemas cada vez más complejos, en los que tendrán que ir usando tanto los conocimientos aprendidos como sus criterios personales. Se preguntarán sobre el por qué objetos cercanos a ellos son como son, por qué están hechas así, y cómo podrían mejorarse (1º de ESO). Se cuestionarán sobre cómo se han llegado a determinadas situaciones que ellos conocen y cómo pueden cambiarse (2º de ESO). Valorarán la importancia de que para que un proyecto tenga éxito es preciso saber promocionarlo y comercializarlo. A partir de un mismo producto de partida, deberán hacerlo suyo y crear un proyecto para “convencer” a sus compañeros (3º de ESO). Tras cuatro horas en CEIA para practicar técnicas de emprendimiento, analizarán las posibilidades para crear nuevas actividades con este fin y elaborarán conclusiones finales (4º de ESO). Propondrán soluciones a problemas complejos en el ámbito social, local, o del propio Colegio. Ejemplo: Uso de la bicicleta en Vitoria-Gasteiz (1º de bachillerato). Utilizarán técnicas complejas de creatividad como la técnica 635 y Mejorando la mejor idea para realizar mejoras tecnológicas, sociales y del Colegio: Cómo mejorar la enseñanza-aprendizaje de la Innovación en el Colegio (2º de bachillerato). De las fases de Bono, en Secundaria se trabajan sobre todo las tres últimas y específicamente la última, “refinar las ideas para aplicarlas a casos reales y complejos”. Se repasarán de manera recursiva las actitudes de la creatividad. En Secundaria, además, se irán trabajando de forma integrada, las otras dos capacidades ligadas a nuestro concepto de innovación, el emprendimiento y la difusión. Y sobre todo, desde todas las áreas nos plantearemos que los alumnos “se pregunten”, “reflexionen”, “se cuestionen las cosas”, “imaginen” y “resuelvan, aportando nuevas soluciones”.